פרשת


מצורע




PERASHA

METZORÁ




Viernes 12
ENCENDIDO DE VELAS 18:14 hs.

Sábado 13
FINALIZA 19:12 hs.






SHABAT SHALOM!

 

Luaj

Para Leer...

בס"ד

El Orgullo

por Abraham Leib Berenstein *

PARASHÁ METZORA Falta muy poco para que empiece Pésaj y esta parashá tiene mucho que ver con esa fiesta. Dicen los Sabios que cuando limpiamos para Pésaj, no solo tenemos que limpiar la casa de jametz sino también tenemos que sacar el jametz que todos tenemos adentro. El jametz a diferencia de la matzá es inflado, y representa el orgullo de la persona que todos tenemos adentro, y nuestro trabajo de toda la vida es poder llegar a limpiar el orgullo de nuestras almas. En esta parashá la Torá nos cuenta con más detalle cómo la gente se volvía metzora (leprosa). El Rav Jaim Schmulevitz trae la guemará y también el Rambam que dicen que al principio la lepra empezaba por la casa, si la persona volvía en teshuvá se curaba, sino, le lepra seguía por las prendas, si no volvía en teshuvá, entonces la personas se volvía leprosa, lo cual le provocaba mucho dolor. Toda la idea de los sufrimientos que recibe la persona es para que se dé cuenta de que hay algo que está haciendo mal y vuelva en teshuvá. Dicen los Sabios que todo el tema de la lepra era por medio de milagros, ya que le afecte a las casas o a las ropas es solo por medio de milagros, y vemos de acá que para reprender a la persona y enseñarle que vaya por el mejor camino, Hashem está dispuesto a hacernos milagros. Es sabido que la lepra venía por hablar mal de otro judío, sin duda de lo más grave que existe en la Torá. En general la persona que habla mal de otro se piensa que está más arriba, que es mejor, que es más importante y ese orgullo lo lleva a hablar mal del otro. Escribe el Rabino Ijiel Schtern, que hay personas que con tal de no ceder a su orgullo están dispuestas a soportar sufrimientos muy grandes, ya que lo principal es no doblegarse. Trae la historia que está en Reyes (seg.parte cap.5) respecto a Naamán el Ministro de Guerra del Rey Aram. Él era considerado una persona muy distinguida y honorable delante del Rey, ya que cuando lucharon contra Ajab (Rey de Israel), Naamán lanzo una flecha sin dirección y mató al Rey Ajab. A pesar de todo Naamán padecía de lepra, vivía día y noche con grandes sufrimientos, hasta que un día le dijeron que en la ciudad de Shomrón había un profeta judío capaz de curarle la lepra. Tras haber visto a todos los médicos especializados sin obtener ningún resultado, decidió ir a ver al profeta. Naamán se dirigió a Shomrón para ver al profeta Elisha. Cuando llegó a la casa del profeta con todo su ejército se detuvo en la puerta esperando que el profeta saliese a su encuentro y le ofreciera entrar, ya que siendo Ministro de Guerra, era considerado como un Virrey, y creía que no había nadie que se le pueda comparar en importancia. Sin embargo el profeta Elisha no le brindo el honor esperado, no salió a su encuentro y tampoco le ofreció entrar, sino simplemente mandó a alguien a que le diga que se tenía que sumergir siete veces en el Jordán para curar su lepra. Naamán se sintió ofendido por el trato del profeta y exclamó “no obedeceré sus órdenes, pues yo pensaba que el profeta iba a salir a mi encuentro e iba a invocar a Dios para curarme, y sin embargo ni me miró, por lo tanto no lo obedeceré, acaso no me bañé en ríos mejores y no me curé”. Pregunta el Rav Schtern, ¿cómo se puede entender la actitud irracional de Naamán? Lo que pasa es que la soberbia predomino en él y por lo tanto no estaba dispuesto a obedecer al profeta, prefiriendo aguantar los sufrimientos para no rebajar su orgullo. Sin embargo los esclavos al no tener esa arrogancia le propusieron que obedezca al profeta ya que era un remedio sencillo y no tenía nada que perder, y le dijeron: “si funciona te curarás, y si no, nada te va a perjudicar”. Al final Naamán se dejó convencer y así fue que hizo lo que le dijo el profeta y se curó, a tal punto que su piel se parecía a la de un bebé. De acá vemos—dice el Rav—lo que está escrito en Pirké Avot (4,21) “que la envidia, el deseo y la búsqueda de honor sacan a la persona de este mundo”. Una persona acostumbrada a recibir todo tipo de honores y adulaciones, en un momento que no los recibió, fue capaz de ignorar todos los consejos por más que fuesen para su bien, y estaba dispuesto a vivir con grandes sufrimientos toda su vida con tal de no doblegarse. Nosotros muchas veces nos pasan cosas y en vez de pensar el porqué, seguimos viviendo la vida como si nada, o pensando que siempre la culpa es del otro y nosotros estamos perfecto. A muy pocos días de Pésaj, como dijimos al principio, sería bueno que no solo limpiemos nuestra casa, sino que limpiemos un poco nuestro interior, y reconocer que todo lo que tenemos es un regalo diario de Hashem como dice el Ramban que la persona no tiene de que enorgullecerse, si es por su riqueza, está escrito "Hashem enriquece y empobrece", si es por honor , está escrito "la riqueza y el honor están delante de Hashem", si es por su inteligencia, "Hashem da y saca la inteligencia de la persona", más adelante trae un consejo que dice que Hashem con su furia tira abajo a los arrogantes y con su voluntad levante a los humildes, por lo tanto sé humilde, y Hashem te va a levantar. SHABAT SHALOM A.L.B

Comercios Kosher

Diseño IML

SINTESIS DE LA PERASHA; RAB SHAUL MALEH; SHEM TOB;

Rabbi Yosef Bitton;

BENE EMETH; BENE-EMETH.ORG; BENE EMETH; BENE EMET; CEMENTERIO ISRAELITA LOMAS DE ZAMORA; HAR HAGADOL; CNIS DE FALUCHO MAR DEL PLATA; TEMPLO FALUCHO MAR DEL PLATA; JUDAISMO; TORAH; SHIURUIM; PERASHAT HASHABUA; PERASHA; RAB RAFAEL FREUE; RAB NETANEL MOSHE DUER; Rab Abraham Leib Berstein, ASOCIACION ISRAELITA SEFARADI HIJOS DE LA VERDAD; OR HATORAH; Diseño IML;

 

Contacto