סוכות






SUCOT



Domingo 13

ENCENDIDO DE VELAS 18:45 hs.

Lunes 14
Despues de 19:46 hs.



Martes 15
Finaliza 19:47 hs.
SHABAT JOL HAMOED ENCENDIDO DE VELAS 18:49 hs.


SHABAT FINALIZA ENCENDIDO DE VELAS 19:50 hs. SHABAT SHALOM y JAG SAMEAJ!

 

Luaj

BAJURIM  TIFERET ISRAEL

¿Hay alguien en casa?

Rab Netanel Moshé Duer

Ya desde que tenemos uso de razón, y antes también, cuando queremos retractarnos por algún acto no correcto tenemos la tendencia de golpearnos el pecho. No importa cuál sea nuestra religión o creencia, esto ya es un gesto universal.

 

El Midrash pregunta en el libro de Kohelet: ¿Por qué en el momento de la confesión golpeamos justamente en el corazón y no en otra parte? La respuesta es que todo tiene un único origen. El origen de todos los actos que hacemos tiene siempre el mismo remitente, el corazón. Todas las voluntades tienen un común denominador. Es por eso que golpeamos el corazón que es el punto de partida de todos nuestros actos. Solamente si hacemos algún cambio en nuestro corazón es posible que veamos alguna diferencia en los resultados y seamos personas diferentes.

 

Cuentan que una vez estaba el Rab de Rufshitz caminando por el Bet Hakeneset y vio a un alumno que se estaba golpeando el pecho mientras rezaba, pero su cabeza estaba claramente concentrada en otra cosa. El Rab se acercó y le dijo que no siga golpeando ya que no hay nadie en casa. El dueño de nuestro cuerpo es el corazón y se nota que este está en otro lado, ya que si su cabeza está dispersa no tiene sentido seguir golpeando.

 

En estos días no alcanza con golpearnos el pecho, hay que hacer más que esto, el corazón tiene que golpear sobre los pecados para hacer teshubá.

 

Si una persona en la preparación para Iom Kipur se encarga de sobreponerse y perdonar haciendo un trabajo profundo y quitándose todos los resentimientos, así también se comportaran con él desde el cielo.

 

Cuenta el Rab Jaim Zaid Shlita que hace unas cuantas semanas atrás fue invitado a dar una conferencia en el Hotel “Leonardo Plaza” en el mar muerto. Esto fue justo cuando se había hecho la manifestación famosa de los etíopes y para no tener problemas con el transito el Rab salió con tiempo para no llegar tarde.  Gracias  a salir con tiempo llegó mucho antes de comenzar la conferencia y por lo tanto aprovechó para bajar a la playa separada para poder descansar un rato antes de la charla. Cuando bajó allí estaba toda la playa vacía y solamente había un muchacho sentado en la arena. Como es costumbre del Rab y puesto que ese día era un día muy caluroso se acercó al joven para preguntarle un poco de su vida. Siempre hay una historia interesante detrás de cada persona.

 

El joven no lo conocía al Rab y como respuesta a su pregunta de cómo estaba, este respondió como buen judío con otra pregunta: ¿Qué hace usted Rab aquí en un día tan caluroso? El Rab dijo que está descansando un poco antes de dar una charla. –“¿y tú qué haces?” preguntó el Rab.

 

-“Yo trabajo en una empresa de aviones y nos dieron un día de paseo a los veinticinco trabajadores aquí en el Mar Muerto. El paseo comenzó desde la mañana hasta que llegamos a la parte donde hacemos una travesía con Jeeps. La empresa contrato seis camionetas con cuatro lugares en cada una de ellas y como somos veinticinco alguno se tenía que quedar abajo. Intentamos de todas maneras de convencer al encargado de dejar entrar en uno cinco, pero no lo permitieron por el seguro que tiene la empresa. En ese momento nadie quería ceder de quedarse abajo y luego de ver que nadie cedía, decidí hacer yo sacrificio y permitirles a ellos pasarla bien por las próximas dos horas.”

 

El Rab muy sorprendido de su acto le preguntó que le dio fuerzas de hacer un acto tan elevado. Normalmente la gente no se quiere perder una oportunidad como esa, y más cuando no sabe si se va a volver a repetir. El joven le contestó que hace un rato atrás había escuchado una charla de un Rab que se llama “Jam Zaid” y él siempre cuenta historias de personas que ceden y desde el cielo le mandan  por esa acción un pago muy elevado. Por lo tanto eso le dio impulso para actuar de esa manera. El Rab muy sorprendido se presentó y le dijo que el Rab Zaid estaba parado frente a él. Este no lo podía creer ya que no lo conocía personalmente.  –“¡Es increíble hace un rato cedí por ti y ahora del cielo me mandan al mismo Rab!”

 

-“¡Por favor Rab!, deme una Berajá que pronto pueda encontrar pareja, tengo veintiocho años y todavía no tengo novia.” El Rab lo bendijo con todo su corazón y se despidieron muy cálidamente.

 

El Rab dio la charla (que era para mujeres) y Baruj Hashem todo estaba muy bien. Cuando termina la charla se acerca una mujer y le pide al Rab que le dé una berajá para su hermana que tiene veintiocho años y no se ha casado…

 

…¿ya se imaginan como sigue esto? Más cuando se trata del Rab Zaid. Pero todavía falta un detalle. La mujer le dice la Rab que su hermana se merece un buen novio ya que su conducta es más que bella. La hermana tenía programado para ir estos tres días al mar muerto para descansar un poco. Cuando ella se enteró que había un programa así le pidió a su marido que quería que ellos también vayan, solo que el problema era que ellos tienen ocho hijos y no tenían con quien dejar a los chicos. Este problema hacia que sea imposible el descanso. Cuando su hermana escuchó que ellos también querían ir y no tenían con quien dejar a los chicos le propuso que vayan en su lugar y ella cuidaría de los niños. En primer lugar no estaba dispuesta a aceptar, ya que no le quería arruinar sus vacaciones, pero ante la insistencia vinieron. Es por eso que pide una berajá para encontrar un novio para ella.   El Rab mismo no lo podía creer, pero parecía que estaba organizado. El Rab calculó que el muchacho todavía debía estar en la playa y allí fue. Ahí estaba sentado como la primera vez. Le pidió su teléfono y a la semana los dos jóvenes que había cedido estaban sentados en un hotel compartiendo un café. Días más tarde se  había confirmado el nuevo noviazgo. Todo de un acto de ceder. Si lo quieren creer sabrás que todo el que deja pasar, tendrá algo mejor esperando detrás de su puerta.

 

Rab Netanel Moshé Duer, Tishre 5780

Para consultas comunicarse al 4611-3376, o por correo electrónico

                                                             natyduer@hotmail.com o bajurim@bajurim.com

Nos podes encontrar en www.bajurim.com.ar o también en facebook

Diseño IML

SINTESIS DE LA PERASHA; RAB SHAUL MALEH; SHEM TOB;

Rabbi Yosef Bitton;

BENE EMETH; BENE-EMETH.ORG; BENE EMETH; BENE EMET; CEMENTERIO ISRAELITA LOMAS DE ZAMORA; HAR HAGADOL; CNIS DE FALUCHO MAR DEL PLATA; TEMPLO FALUCHO MAR DEL PLATA; JUDAISMO; TORAH; SHIURUIM; PERASHAT HASHABUA; PERASHA; RAB RAFAEL FREUE; RAB NETANEL MOSHE DUER; Rab Abraham Leib Berstein, ASOCIACION ISRAELITA SEFARADI HIJOS DE LA VERDAD; OR HATORAH; Diseño IML;